Movimiento de los Corazones Fieles

2014-03-25

autor: ##art_minlid##

 

\r\n

¿Qué es MCF?

\r\n

 

\r\n

El Movimiento de los Corazones Fieles (MCF) se ha formado basándonos en la comunidad „Sychar” que existe desde el año 2003. El Carisma de la Comunidad de los Matrimonios Difíciles SYCHAR (www.sychar.org) responde a la aspiración de sus miembros que buscan la sanación del matrimonio sacramental (www.kryzys.org), que está pasando por una crisis.

\r\n

 

\r\n

El Movimiento de los Corazones Fieles se centra en la revista “Amaos!”, donde vienen declaraciones de nuevos miembros, que lleva el Libro de los Corazones Fieles y publica testimonios y artículos que animan a seguir viviendo en fidelidad y superar así las crisis, de acuerdo con la voluntad de Dios.

\r\n

 

\r\n

El Movimiento de los Corazones Fieles se constituyó el día de Sagrado Corazón de Jesús – el 30 de mayo 2008. El día 18 de octubre 2008 a las 18h00 en Wrocław en el Santuario de Nuestra Señora de la Gracia, Cuidadora de Matrimonios y Familias, se celebró una Santa Misa con participación de su Eminencia el Cardinal Henryk Gulbinowicz y otros invitados. Entre otros el capellán de las familias en Zielona Góra p. Dariusz Orłowski y el padre Marek Grzelczak OP rector del Santuario de Nuestra Señora en Gidle. Con la conformidad de la Congregación local de los dominicos, Nuestra Señora de Gidle fue elegida como la Patrona de MCF.

\r\n

 

\r\n

Colaborando de manera activa con Jesucristo, en cada situación, aunque puedan parecer sin remedio a los ojos humanos, el renacimiento del matrimonio es posible. No hay cosas imposibles para Dios. La verdad sobre la fuerza del sacramento significa que, aunque los esposos no saben estar juntos, se ven desvalidos, y por eso se encuentran en estado de separación, pues viven separados, su matrimonio – que es Alianza Sacramental de los esposos con Dios – continúa siendo vigente. Todavía son marido y mujer y así se presentaran delante de Dios. El sacramento de matrimonio es el don de Dios, que da la fuerza a los esposos para renovar la unión conyugal en casi cada situación.

\r\n

 

\r\n

La ciudad bíblica Sychar, es un lugar especial del encuentro de Jesús con la Samaritana. Allí Dios nos recuerda, que El es la Fuente del Agua Viva, y El puede levantarnos de la caída, cuando nos entregamos a El sin reservas. Jesús es la fuente, es todo que puede ser lo mejor para nosotros. Jesús nos lleva a Dios Padre. Si lo creemos profundamente, confiando en Dios, por encima de todo queremos invitar a los que están dudando y buscando apoyo, al Movimiento de los Corazones Fieles. Eso significa realizar determinadas obligaciones y aprovechar un apoyo espiritual mutuo.

\r\n

 

\r\n

El Movimiento de los Corazones Fieles se ha creado para los cónyuges sacramentales que desean llegar a ser fuertes en Dios y necesitan fortalecerse a través de Su gracia que viene de los santos sacramentos; también en las situaciones difíciles, y a través del hecho de asumir obligaciones: sobre todo el deber de permanecer en estado de gracia santificante y de entregarse con toda su fuerza a Cristo.

\r\n

 

\r\n

Las condiciones para incorporarse al MCF son simples, pero mucho más difícil es perseverar en esta decisión. Para incorporarse al MCF hay que:

\r\n

-          acudir a la confesión

\r\n

-          recibir la Sagrada Comunión

\r\n

-          entregarse de todo corazón a Jesús y vocalmente manifestarle nuestra fidelidad, recitando la Oración de entrega al Movimiento de los Corazones Fieles.

\r\n

-          informar a la Redacción de su incorporación al MCF y seguir en decisión de guardar la fidelidad, realizando las obligaciones mencionadas.

\r\n

 

\r\n

Las obligaciones del MCF son:

\r\n

-          vivir en gracia santificante, velando por la propia unión personal con nuestro Señor Jesucristo;

\r\n

-          recibir con frecuencia la Sagrada Comunión y leer regularmente la Sagrada Escritura;

\r\n

-          encomendarse a Dios en la Coronilla de la Divina Misericordia y el Rosario (a diario, si es posible), y orar por el resto del Movimiento de los Corazones Fieles, así como por tu cónyuge, tus familiares y amigos en la oración diaria;

\r\n

-          enriquecer la oración matinal con la Oración de entrega al Movimiento de los Corazones Fieles.

\r\n

 

\r\n

 

\r\n

Oh, Señor Jesús, Te entrego nuestro matrimonio.

\r\n

Te doy gracias por habernos puesto en contacto, por habernos regalado uno al otro y habernos unido en el vínculo indisoluble del sacramento del Matrimonio. Sin embargo, en este momento nuestro matrimonio necesita curarse, precisamos de sanación.

\r\n

Te entrego Señor, todo mi ser, mi memoria, mi entendimiento, mi alma, mi cuerpo y todos mis sufrimientos, provocados por el abandono de mi esposo/a. En mi difícil situación, dame fuerzas para perseverar en la fidelidad a las promesas matrimoniales y dame la gracia necesaria para que pueda perdonar a mi esposo/a por todas las heridas y daños. Para que no pierda la esperanza de la reconciliación (en caso de separación/divorcio). Purifica mis pensamientos, para perseverar en la fidelidad y el amor. Que me ayude a esto la oración diaria, el Rosario y la Coronilla de la Divina Misericordia, la Santa Misa y recibir la Sagrada Comunión más a menudo; y que me confiese enseguida, después de cada caída grave en el Sacramento de la Reconciliación. Haz que constantemente me robustezca con Tu presencia en nuestro sacramento del Matrimonio.

\r\n

Oh, Señor Jesús, sé Tú eres el único dueño de mi vida. Enséñame a lograr la habilidad de controlar mis impulsos sexuales y mis emociones, para que mi amor por mi esposo/a sea duradero y fiel hasta la muerte, igual que el día de nuestra boda. Purifica mi amor de todo egoísmo, para que siempre sepa perdonar, no le guarde rencor y sepa rezar por mi esposo/a. Me comprometo a no comprar nunca, ni a leer, ni a mirar revistas, programas o vídeos de contenido pornográfico, para guardar la pureza de corazón. Te pido ayuda, Señor, para evitar todo aquello que me envicie, me esclavice o me incite al mal. Te ruego que me enseñes a amar a mi esposo/a con el amor que nace de Ti Concédenos, Jesucristo, un corazón puro a los dos a imagen del Tuyo.

\r\n

Oh, María, Madre mía, guíame por los caminos de la fe hasta la única fuente de nuestro amor matrimonial: a Jesús, para que siempre confíe y crea en El. Por intención del Beato Juan Pablo II, yo deseo consagrarme plenamente a Ti: “¡Totus Tuus, María!”. En Tu Corazón Inmaculado me abandono totalmente: todo lo que soy, cada paso mío, cada instante de mi vida. Por intercesión del Beato Juan Pablo II, concédeme, Señor, el don de un corazón puro y fiel. ¡Amén!

\r\n

 

\r\n

Oración por la/el amante de mi esposo/a

\r\n

 

\r\n

Oh, Señor Jesús, acudo a Ti con gran dolor y con una herida infligida en mi corazón y en nuestra unidad conyugal por una tercera persona, que ha irrumpido en nuestra alianza matrimonial. Ayúdame a perdonar de todo corazón cada día a mi esposo/a y a su amante por todos los daños que estamos sufriendo: nuestros hijos y yo, y la familia de su amante. Envía al Espíritu Santo a nuestros corazones.

\r\n

Oh, Señor Jesús, te suplico que liberes a la/el amante de mi esposo/a de los sentimientos que siente por mi esposo/a y que llevan a un pecado mortal. Libera también a mi esposo/a de seguir enamorado de su amante y llena de nuevo su corazón de amor por mí y por nuestra familia, que hemos fundado juntos. Cura a mi esposo/a y a su amante de esta relación enferma. Sana a cada uno de ellos de las heridas que traen consigo desde su nacimiento y desde su infancia. Libéranos de todos los traumas que hayan experimentado en su juventud y en su vida adulta. Haz que se convierta el corazón de la/el amante de mi esposo/a, y ayúdale/la a tomar firme decisión de dejar a mi esposo/a, y a comenzar su vida en gracia santificante. Infunde en su corazón la sensación de que vale la pena y esa seguridad que se adquiere al entablar una relación Contigo. Inunda su corazón con el amor que le ha faltado y con la seguridad de que Tú, Jesús, le/la amas sin límites. Ayúdala/le a abrirse con sinceridad a entablar una relación Contigo fortaleciendo su fe. Dale el don de la paz interior y fortalece en ella/él las virtudes de la justicia y la honestidad. Ayúdale a encontrar su lugar en la vida, el que Tú, Señor, hayas previsto para ella/él desde toda la eternidad, para que ella/él pueda alcanzar la salvación eterna. Llena el corazón de mi esposo/a de deseo de reconstruir nuestra fidelidad conyugal, para cumplir nuestra alianza matrimonial. Convierte el corazón de mi esposo/a, para que él/ella pueda vivir en la verdad. Fortalécele/la para que elija el bien, y en el cumplimiento del amor conyugal y familiar. Haz, Señor Jesús, que Tú estés siempre en primer lugar en la vida de mi esposo/a.

\r\n

Te doy gracias, Señor, por haberme escuchado y porque constantemente estás velando por nuestro matrimonio sacramental. Amén.

\r\n

 

Copyright © Wydawnictwo Agape Sp. z o.o. ul. Panny Marii 4, 60-962 Poznań, tel./ fax: 61/ 852 32 82 | tel. 61/ 647 26 86